Noticias de 07/01/2020 - Trayken

trayken
Vaya al Contenido

Noticias de 07/01/2020

Soja y maíz, sin rentabilidad en campo alquilado en la mejor zona de Buenos Aires
Por los costos, retenciones y otros impuestos tienen márgenes negativos en el noroeste. Sólo el girasol tiene rentabilidad en algunas zonas.
Soja y maíz, sin rentabilidad en campo alquilado en la mejor zona de Buenos Aires
La consultora OpenAgro realizó una proyección detallada de la rentabilidad que estaría ofreciendo un planteo de 100 hectáreas de soja, 100 de girasol y 100 de maíz, en campo alquilado en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, región que forma parte del denomimado nucleo agrícola de Argentina, donde se registran las mejores producciones de soja.
En el caso de la zona norte de la provincia de Buenos Aires (incluyendo localidades como Pergamino, Chacabuco y Junín) la soja demandaría un costo total de producción de u$s 602 por hectárea. De ese total, el alquiler de la tierra explicaría el 53% del total, mientras que agroquímicos, labores y semillas se llevarían un 38%. A esa ecuación hay que sumarle ítems como seguros y costos administrativos.
Como contrapartida, el ingreso por hectárea de soja estaría rindiendo, de no agravarse el problema climático, unos u$s 825.
A eso hay que restarle los gastos de comercialización, incluyendo el flete (una de las variables que más pesa), sellos y gastos de acondicionamiento de los granos. En total, esos costos a pagar en cosecha ascienden a u$s 258 que, sumados a los de producción (u$s 602), totalizan un costo operativo total de u$s 860. Es decir, u$s 35 por encima del ingreso bruto. Esto significa, según OpenAgro, que la rentabilidad sobre inversión (ROI), por hectárea, estaría arrojando un 6% negativo.
Ese mismo “rojo” es el que la consultora proyecta para el girasol, mientras que en el caso del maíz, que requiere de un mayor gasto de agroquímicos, el ROI arrojaría un nivel, también negativo, del 18%.
En término de divisas, y de cumplirse estas proyecciones, este hipotético productor estaría perdiendo u$s 34 por hectárea de soja, u$s 38 por la de girasol y u$s 161 en el caso del maíz, según el actual esquema de retenciones.
En tanto, en la zona oeste de la Provincia (Daireaux, Pehuajó, Coronel Suárez, etc.), el girasol ofrecería una rentabilidad sobre inversión positiva, del orden del 4%. Pero la ecuación para la soja sería peor que en el norte bonaerense, con un ROI negativo del 11%, mientras que en el caso del maíz el rojo sería del 17%.
Traducido en dólares: el productor perdería u$s 57 por hectárea de soja cosechada y u$s 134 en el caso del maíz, mientras que ganaría (previo al pago de impuestos) u$s 21 por el girasol.
En este contexto, desde la empresa OpenAgro advierten que el proyecto para incrementar el impuesto inmobiliario rural en territorio bonaerense, que todavía no pudo prosperar en el Congreso, «no haría más que sumarle presión a los productores, porque esos costos luego se pasan al valor del alquiler».
Regreso al contenido